jueves, 11 de diciembre de 2014

Soy una mala madre: le quité la leche a mi hija


Todo comenzó desde que ella era bebé, era tanto mi dolor al darle pecho, que al mes, desistí, se la quité y recurrí a la leche de fórmula. 

Error que pague muy caro.

La leche de fórmula le caía fatal a mi bebé, se le regresaba, ella lloraba, yo lloraba, se estreñía, y todo era un caos.

Investigue y compre unas mamilas especiales, con lo que las guacaras disminuyeron pero siguió con problemas de estreñimiento, nunca se le quitó, aún recuerdo los gestos que hacía y como una lagrimita le escurría por su carita.

Pediatras y mamás me recomendaban una fórmula diferente, probé de todas, compre de soya, de vaca, la diluí, se la preparé con te de ciruela y nada funcionaba.

Creció y como a los 3 o 4 años cambiamos la fórmula por leche de vaca de caja.

Yo crecí odiando la leche bronca, la tiraba en el lavabo cuando mi mamá no me veía, recuerdo no poder soportar el olor, a la fecha no la puedo oler, y cuando comenzamos a comprar leche de caja ultrapasteurizada fui muy feliz, los “chocomiles” y el cereal con leche eran parte de mi alimentación diaria. 

Seguro que la televisión y los comerciales influyeron en mí, jamás pensé que leche bronca fuera mejor que la pasteurizada hasta que…

Me comencé a meter en esto de la nutrición y leí que Harvard disminuyó sus porciones de lácteos, en su plato nutritivo, ¿cómo es posible si son tan sanos? 

Eliminé a la leche de mi dieta y mi cara, mágicamente se limpió, los granitos se fueron, y fue ahí donde comencé a desconfiar de la leche de vaca, tanto de la bronca, como de la pasteurizada.

Entré al certificado de Health Coaching en parte para poder ayudar a mi familia con su alimentación, y fue ahí donde seguí descubriendo más información contra los lácteos, pero todo iba enfocado más a los pasteurizados o industriales que a la leche bronca.

Un día de este año los problemas de estreñimiento de mi hija explotaron, le salió un salpullido en todo el cuerpo y en la garganta, tenía fiebre y le diagnosticaron dengue.

Le sacaron sangre dos veces para confirmarlo, sin embargo salió negativo, la llevé con varios doctores y ninguno pudo decirme que tenía realmente.

Sólo una pediatra nos dijo que probablemente sus problemas de estreñimiento tenían algo que ver. 

Parecía que tuviera una alergia o estuviera intoxicada. Siempre ha sido muy difícil que pruebe cosas nuevas y distintitas, así que en su semana de recuperación hablé con ella y le dije que por una semana no iba a tomar nada de leche de caja, NADA, que teníamos que probar nuevos alimentos, si no quería que le sacaran sangre de nuevo.

Lo entendió muy bien, Vale no quería volver a ver una jeringa, se tomaba al día alrededor de 4 vasos de leche y la leche no tiene fibra, ¿cómo no iba a estar estreñida?

Comenzamos a meter nuevos alimentos como frijoles y jugo de betabel con naranja, ya que estaba baja de hemoglobina y necesitaba hierro, y mágicamente su estreñimiento se fue. 

Los niños necesitan calcio, pero la leche no es la única fuente ni la mejor. 

Alimentos como los frijoles, las hojas verdes, el brócoli, las almendras, las sardinas, los higos, el tofu, el ajonjolí, las naranjas, las algas, y muchos otros más contienen calcio, sólo que no tienen publicista como el de las leches que salen en la tele. 

Obvio mi niña extrañaba su vaso de lechita, le di opciones, le hice leche de almendras y de avena, pero ninguna le gusto.

Compramos leche de arroz que es más ligera y esa le gusto un poco más, sin embargo en Xalapa, es un poco complicada comprarla, a veces había, a veces no.

Así que decidí darle una oportunidad a la leche bronca, leí mucho sobre ella y una señora amiga de mi mamá nos ofrecía leche fresca de nuestra región, de vacas felices, de libre pastoreo, que comen pasto, y no les inyectan hormonas.

Mi mamá, mi papá, mi esposo, mis suegros y yo habíamos crecido tomándola, nadie es intolerante a la lactosa, así que probablemente a mi hija no le caería mal.

Mi hija la amó desde el primer momento, ahora sólo toma 2 vasos al día y lo mejor es que el estreñimiento se esfumo.

La leche bronca tiene mala reputación por las enfermedades y muertes que en algún momento causó, sin embargo mucho tiene que ver con la limpieza de los productores.

En la casa hervimos la leche bronca, es claro que pierde alguna de sus propiedades con el calor sin embargo al pasteurizarla pierde muchas más, y por eso la fortifican después, sin embargo ya no es lo mismo, y eso no es lo peor…

La leche de caja “ultramegapasteurizada” ve tú a saber desde cuando esta en el anaquel del supermercado, obvio no es fresca, no sé realmente cómo viven las vacas, no sé qué comen, y tampoco sé si están llenas de hormonas para que produzcan más leche, que es en parte la razón por la que los lácteos están ligados al cáncer, y por lo cual Harvard ya no los recomienda.

Y otro dato si tú eres intolerante a la lactosa, prueba con la leche bronca a ver que tal te cae, según esta encuesta, el 81% de las personas intolerantes a la lactosa no presentaron síntomas tomando leche bronca o puedes probar con la leche de cabra que al parecer algunos digieren mejor.

Algunos productores de lácteos de la región son Teyoapa, Terra Terra quesos, Abuelo Queso, Aztlan y el Seminario de Xalapa, también en la tienda de Equilibrio venden leche y quesos de la marca Villa de Patos de Monterrey.

Checa las tiendas saludables de Veracruz y ponte en contacto con ellas para saber si venden leche bronca fresca de vaquitas felices.

Lo que te platico, es algo que me funcionó a mí y a mi hija, puede ser que a ti no te funcione porque todos somos distintos.

A diario estamos siendo bombardeados por la mercadotecnia y la televisión y creemos que si nuestro artista favorito de la novela toma leche de una marca entonces esa debe ser la mejor o si las vaquitas sonríen en el comercial seguro esa marca tiene más calcio, y la realidad es muy distinta, ¡INVESTIGA!, lo que comemos tiene mucho efecto en nuestra salud y tu salud es tu responsabilidad.

Ahora para mí, no cabe duda que lo natural es siempre lo mejor.

Platicáme ¿Cuál es tu experiencia con la leche?

1 comentario: