viernes, 11 de julio de 2014

¿Me compro una crema de almendra orgánica o unos zapatos?



El otro día haciendo cuentas, noté que gasto más en comida que en ropa, lo cual me parece bueno.


Existe la creencia de que comer sano es muy caro.


Muchas personas me dicen: "Yo no puedo comer orgánico o quinoa o aceite de coco... es demasiado caro". Y la verdad es que los productos saludables, superfoods y comida orgánica sí son más caros. 

Sale más barato comer todos los días en MCdonalds a que te preparares un sándwich orgánico de pan Ezequiel, con carne y espinacas orgánicas y mayonesa vegana.

Lo chistoso, es que las personas que me lo dicen andan con bolsa de diseñador, uñas decoradas, collares  y pulseras de oro y super maquilladas.

Entonces me pregunto ¿no hay dinero para comida sana?

Yo creo que es cuestión de prioridades y cada quien sabe en que gasta su dinero.

Para los que no me conocen, no ando a la última moda, ni peinada de salón siempre, ni con las uñas pintadas cada semana, no compro Avon o chucherías cada semana, la única bolsa que tengo tiene tres años ya que la compre, tengo pocos zapatos y a pesar de ser corredora no compro tenis cada fin de semana.

Creo que a veces exagera la gente y ese mismo consumismo extremista es lo que nos ha llevado a donde estamos y trabajamos tiempo extra para ganar más dinero para pagar cosas que debemos para impresionar a gente a la que ni le interesa pero no tenemos tiempo para cocinar una cena para la familia.

Soy una mamá que trabaja, y mi prioridad es nutrir adecuadamente a mi familia, el resto es secundario y evito gastar mi dinero sobretodo en alimentos que no añaden valor nutricional a mi dieta.

Obvio no andamos en arapos, ni soy fodonga ni coda, pero sólo compro de lo superficial y material lo necesario.

De verdad creo que lo que metes en tu boca tiene gran impacto en tu salud y para mí, sin salud no hay vida.

Por eso elijo comprar crema de cacahuate orgánica sin azúcar hecha en Veracruz en vez de mantequilla de maní barata Skyppy o la hago yo.

En algún momento la demanda de estos productos saludables será mayor y entonces los precios bajarán, y serán mas accesibles a las personas que de verdad no pueden pagar sal de mar orgánica y siguen comprando sal yodada.

¿Sabes la razón por la que los productos procesados llenos de colorantes, saborizantes, conservadores son más baratos? muchos de estos usan productos que tienen un subsidio del gobierno, pero eso no quiere decir que sean mejores o más nutritivos. 

Es tan barato el maíz, que todos los derivados se aprovechan, de ahí sacan el jarabe de maíz y ahora todo tiene jarabe de maíz, sin embargo contiene 0 nutrientes y provoca obesidad y diabetes, claro es barato no lo olvides.

Esa frase "de lo barato sale caro", resuena en mi mente.

Basa tu alimentación en productos procesados, baratos y de mala calidad y seguro terminarás gastando más en medicinas y doctores por enfermedades, como lo afirma este estudio.

No es responsabilidad del gobierno nutrirte a ti y a tu familia, es tu responsabilidad, cuando vayas al super no compres la opción más barata, analiza que te conviene, infórmate.

Un yogurt procesado marca Yoplait puede costar $4.50 y un fage cuesta $7.00 pero es yogurt de verdad, sin azúcar, sin conservadores, sin colorantes, ¡pura leche!, lo que afectaría en $2.50 a tu economía, lo cual no creo que sea tan impactante para un persona de clase económica media.

Y si checas el yogurt que venden en estas tiendas sale igual de barato que el procesado y es hecho por manos Veracruzanas y orgánico.

Compra productos de calidad, todo lo que comes se va a tu cuerpo, ¡a tus células!

Así como para la ropa o las bolsas o carros o cosas materiales eres exigente y analizas cada detalle, así deberías serlo también con la comida.

No me mal interpretes sólo por comer quinoa o aceite de coco o hemp no serás saludable, si no están a tu alcance, no los compres.

Es más importante que no gastes tu dinero en marcas de productos que no te nutren como Kellogs, Maseca, Bimbo, Mcdonalds, Subway, Coffee mate, Coca Cola, Burger King, etc. 

Empezar por dejarlos de comer yo creo que si te acerca a ser más saludable y seguro te ahorras una buena lana.

En Chedrahui el otro día que fui me encontré unos aguacates, traídos de China, ¡imaginate desde hace cuanto tiempo fueron recolectados!, eso sí, estaban rebaratos.

No hay nada mejor que consumir frutas y verduras locales, de temporada, con sus nutrientes intactos, recién recolectados de los pueblos cercanos a la ciudad.

Afortunadamente la comida natural basada en frutas, verduras, granos y semillas no es cara en nuestro país, agrega más de estos a tu dieta para ser más saludable y ¡COME COMIDA REAL!

Platícame ¿consideras que comer sano es más caro?

2 comentarios:

  1. Hola! Acabo de llegar a tu blog y me ha gustado mucho. Respecto a este post yo también me había planteado eso varias veces y creo que comer sano SÍ puede ser barato. Es cierto que algunos superfoods como el cáñamo o la espirulina pueden ser caros, pero no son irremplazables. Existen semillas como las pepitas de calabaza y de girasol que son súper nutritivas y súper económicas. También está el amaranto, la chía, la linaza, y todas las frutas y verduras siempre que sean de temporada. Además si muchas personas quitaran de su lista de compras su coca diaria, sus sabritas, pan bimbo, etc. se ahorrarían mucho dinero. Y como tú dices, debemos de saber en qué es más importante gastar, creo que para mi son: la salud, educación y cultura.
    Muchas personas tienen una mala alimentación y educación porque "no tienen dinero", pero en sus casas está la pantalla enorme, la coca diaria, celulares, y para eso si tienen dinero. Lo peor de todo es que estos productos no solo los dañan a ellos; son fabricados por empresas antiéticas, explotadoras, que dañan al medio ambiente, esclavizan niños, experimentan en animales, etc. Yo trato de cuidar lo que tengo para no tener que comprar cosas nuevas y trato de tener sólo lo necesario. De esta manera no sólo ahorramos, también ayudamos al ambiente.
    Y por último agergaría que hay que saber comprar. Elegir lo local, de temporada, órganico y ético en lo posible. Además de que podemos hacer nuestros propios alimentos o incluso tener un huerto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oveja verde que bueno que te gusto el blog, estoy super de acuerdo contigo, tenemos mal nuestras prioridades y preferimos gastar nuestro dinero en otras cosas, antes de invertir en algo que nutra nuestro interior, me agrada saber que hay más gente como tú, saludos

      Eliminar