domingo, 1 de junio de 2014

Comimos en... Loving hut



El 9 de mayo mi esposo y yo fuimos a comer a un restaurante vegano, lo rete a probar algo diferente a lo que estamos acostumbrados.

En Xalapa hay varias opciones distintas de restaurantes veganos o vegetarianos, que iré recorriendo, ese día optamos por Loving hut, tiene dos sucursales, nosotros fuimos a la de Murillo Vidal.

Vegano es distinto a vegetariano, en la comida vegana no se consume nada que provenga de origen animal.

Un vegano aparte de que no come carne tampoco come miel, huevos, leche, o mantequilla, a diferencia de un ovolactovegetariano que si lo consume.

Y antes de que te infartes y me digas qué de dónde consiguen las proteínas los veganos, quiero que sepas que las verduras tienen proteínas.

Sí, en serio, el elefante es vegano y miralo como está el pobre debilucho.

Obvio, como en todos los estilos de alimentación, el veganismo para ser completo y saludable debe ser variado y balanceado. 

Una persona que come carne y no come ni un gramo de verdura es igual de poco saludable que el vegano que sólo consume lechuga.

Surgió por ahí de 1944 como un estilo de alimentación que se preocupa por evitar la explotación animal.

Actualmente es una opción para muchas personas que son inotolerantes a la lactosa, alérgicos a los huevos, o que padecen colesterol, ácido úrico o diabetes.

Te dejo aquí el contacto de una experta en alimentación vegana en Veracruz: Maria Moreno y checa este blog padrisimo con recetas veganas de Maria Nieves, quien por cierto da clases de Yoga y hace cursos de comida crudi-vegana.

Bueno pero regresando al tema principal, te platico que una vez de niña fui con mis papás a una taquería famosa en Xalapa en Pipila.

Recuerdo que llegamos y no había ni donde sentarse, los meseros te presionaban con que pidieras rápido, como sí te supieras la carta de memoria, ordenabas y en 5 minutos ya estaban tus tacos, comías en 10 minutos y la cuenta ya te la estaban dando... como diciendo ya llegale que hay más gente.

Fue la comida más rápida de mi vida y obvio no promueve para nada la convivencia familiar.

Loving hut es un lugar distinto, no se sí fue la decoración o el ambiente pero al llegar sentí mucha paz, los meseros se veían tranquilos, sin ninguna prisa, se sentía armonía y mira que para que yo use esas palabras cursis ya es bastante.

El agua de alfalfa estaba fresca me cayó riquisima, ese día hacía un mendigo calor terrible.


En la mesa nos pusieron pan, estaba suavecito y muy rico, no contiene leche ni ningún producto animal, pero no comimos mucho para no llenarnos y poder probar de todo.

De primer plato nos servimos una sopa picosita de calabacitas bien sabrosa, después probé de todo, mole verde vegano, tacos, arroz blanco, soya, ensalada y me volví a servir mole verde porque me encantó. 

La soya la verdad que no es lo mío, desde que me salió una reacción en la cara por tomar proteína de soya no me agrada mucho, de ahí en fuera todo estaba yami deli.

Dejamos un huequito en el estómago y probamos un pastel de chocolate vegano con cubierta de chocolate, en mi opinión se me hizo un poco seco, pero yo soy muy chocante exigente en cuanto a los pasteles y no cualquiera me gusta.

Claro que estaba mejor que cualquier pastel con cubierta de crema chantilly o merengue, pero bueno hay de gustos a gustos, y te aseguro que no sabe a espinacas o a pasto y no notas que no tiene huevos o leche de vaca, a menos que seas un chef súper experto.

En Loving hut había personas de todo tipo, flaquitos, gorditos, parejas, solitarios, hombres, mujeres, niños, yoguis, futbolistas y corredores.

Eso fue lo que más llamó mi atención, que la mayoría eran deportistas, se veía porque venían de hacer ejercicio.

De hecho hay muchos deportistas veganos exitosos como Carl lewis, Martina Navratilova, José Namath, Robert Parish, Prince Fielder, Dave Scott, Brendan brazier y Serena y Venus Williams.

A Venus la dieta vegana le ayuda a disminuir los síntomas de una enfermedad auto inmune que padece, el síndrome de Sjogren.

En loving hut ambién puedes ordenar a la carta, checa en su página de facebook las promociones y el menú del día.

El día que fuimos era viernes de 3x2 en bufete y sólo éramos dos, no pudimos aprovechar la promo, sin embargo valió la pena ir.

Mi esposo es carnívoro los 8 días de la semana y tiene un restaurante donde vende carne así que su veredicto fue que estaba "bien" y que sí volvería a regresar pero ahora ordenaría a la carta para probar otras cosas.

Yo no soy vegana ni vegetariana, soy sólo Alespinaca jajajaja.

Yo como de todo, siempre buscando que mis alimentos sean de buena calidad, y que mantengan mi energía constante.

Procuro comer muchas verduras y cuando económicamente hablando se puede, compro en tiendas sustentables u de orígenes orgánicos.

A mí loving hut me gustó más que a mi esposo, yo le doy una calificación de 9 (el punto menos fue por el pastel).

Creo que es una muy buena opción diferente, limpia, rica y tranquila para disfrutar de tus alimentos en paz, con un ambiente agradable que promueve la convivencia.

No le tengas miedo a lo diferente, se vale que digas que no te gusta siempre y cuando lo hayas probado.

Por último te platico que seguido tienen cursos de comida vegana, por si quieres empezar a experimentar con este tipo de alimentación, checa en su página de facebook para más información.

Te dejo aquí mi directorio de restaurantes y locales de comida vegana o vegetariana y saludable en el estado de Veracruz, quiero ir a visitar todos y poco a poco iré subiendo las reseñas.

Si sabes de algún restaurante pasame el dato en los comentarios y lo agrego.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario