miércoles, 14 de mayo de 2014

Hazlo más y baja de peso, No se trata de cerrar el pico

¿No te pasa, que tienes 45 minutos disponibles para comer y te acabas la comida en 10 minutos sin darte cuenta de cómo paso?

A mí sí muchas veces.


Comemos tan rápido que no saboreamos la comida y cuando te das cuenta ya te acabaste todo y quieres más porque no disfrutaste el sabor, sólo lo engulliste.

Yo comía rapidísimo y padecía de malestares estomacales que no sabía de donde venían y con sólo masticar más veces esto ha cambiado radicalmente.

Ya no me siento somnolienta ni inflamada al terminar de comer y me siento satisfecha con la mitad de la porción de mi comida de antes.

Tragar la comida sin masticar provoca malestares estomacales, ya que tu primer bocado inicia la digestión, cuando la saliva libera enzimas que procesan los almidones y grasas.

Si no masticas lo suficiente, tu pobre estomago necesita trabajar de más para hacer digestión y procesar la comida que le mandaste casi completa, lo que te provoca sueño.


"Comer es un placer"

Responde: ¿Dónde sientes placer al comer?

Yo un poco en mi estomago cuando ya tengo mucha hambre, pero mayormente en mi lengua, en mis dientes y en mi boca

Adoro sentir que mi comida sea grumosa, y encontrarme cosas duritas como una nuez en mi guiso, o en la granola y la saboreo hasta que se deshace.

Si coincide tu respuesta con la mía, entonces extiende el placer de sentir el sabor de la comida en tu boca y benefíciate de eso. 

Simplemente mastica muchas veces, entre más mordidas mejor, da bocados pequeños, la comida tardará más en terminarse y te sentirás satisfecho más rápido con menos comida.

Es por eso que no te sientes con sueño al tomarte un jugo verde, tú no necesitas masticar, el estomago no trabaja para procesarlo porque no contiene fibra, sólo absorbe los nutrientes y te deja lleno de energía.

Y ¿qué crees? la semana pasada salió este estudio en el que 21 personas participaron.

Hicieron dos experimentos, en uno comieron lo más rápido posible y en el otro lentamente, masticando muchas veces.

El estudio encontró que entre menos mastiques, menos energía ocupa tu cuerpo para digerir, absorber y almacenar los alimentos (termogenesis).

"Por lo que masticar mucho podría ser una buena estrategia para bajar de peso" según lo reportado por los investigadores.

No me creas, haz la prueba, te reto a que lo hagas por lo menos una semana.

La próxima vez que comas, mastica muchas veces, destrúyela en tu boca, saboréala, disfrútala, que tu bocado conozca todos los escondites de tu boca, muerde con todos los dientes, ayúdale a tu estomago casi haciéndola líquida.

"El Gran Masticador" Horace Fletcher era un fan de ésta técnica y recomendaba masticar hasta que se hiciera líquido el bocado, él decía: 

"La naturaleza castigará a aquellos que no mastiquen"


Yo no quiero que me castiguen y ¿tú?, inténtalo y platícame en los comentarios cómo te fue.

2 comentarios:

  1. Muy buen consejo Laura y sobre todo en una redacción clara y sencilla, sin palabras técnicas. Bien por la nueva periodista de la salud!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ylia de ti significa mucho, si ves una falta de ortografía o error algún día corrígeme, saludos ;)

      Eliminar